29 de octubre de 2011

Días grises

Había días grises días de lluvia, en que las calles de Brooklyn eran dignas de una fotografía, cada ventana, el objetivo de una leica, la vista granulada e inmóvil...

Patti Smith "Eramos unos niños"


27 de octubre de 2011

Pasos





Me persigue algo que he visto, o solo pensado, intuido, o tan solo sentido...

Una sutil emoción que no logro determinar, me lleva a seguir mis pasos en un vano intento de pisar mi propia sombra.

24 de octubre de 2011

"La foto del invernadero"

Roland y Henriette



...la fotografía sólo adquiere su valor pleno con la desaparición irreversible del referente, con el paso del tiempo...En la fotografía del referente desaparecido se conserva eternamente lo que fue su presencia, su presencia fugaz -esa fugacidad, con su evidencia, es lo que la fotografía contiene de patético-

Roland Barthes no muestra en ningún momento la foto del invernadero, solo la describe, describe su descubrimiento, su dolor por la muerte de su madre. Esa foto solo existe para él solo.


"Observé a la niña y reencontré por fin a mi madre." la fotografía me daba un sentimiento tan seguro como el recuerdo, tal como lo sintió Proust... Esa fotografía reunía todos los predicados posibles que constituían la esencia de mi madre...

Roland Barthes " La cámara lúcida"

21 de octubre de 2011

Identidad









" Estamos atados a las dificultades. Ellas forman parte de nuestra identidad. A través de ellas nos definimos. Salir de las dificultades implica modificar en profundidad nuestra relación con nosotros mismos y con el pasado... "

Jodoroswsky

2 de octubre de 2011

Colodión húmedo



El colodión húmedo es un procedimiento fotográfico creado en el año 1851 por Gustave Le Gray. Un año más tarde Scott-Archer publica en Inglaterra un estudio proponiendo un método al colodión perfectamente experimentado.

El método supone la utilización del colodión (algodón-pólvora disuelto en éter), una especie de barniz sensibilizado con nitrato o yoduro de plata, que se vierte liquido en placas de vidrio perfectamente limpias, para obtener imágenes nítidas y sin manchas.
Se llama colodión húmedo porque la placa ha de permanecer húmeda durante todo el proceso de toma y revelado de las imágenes. Esto suponía que los fotógrafos debían llevar consigo el laboratorio, además de transportar las cámaras, objetivos, productos químicos etc... El conjunto del material podía sobrepasar los 50 kg. Se generalizó así el uso de la tienda-laboratorio.

Este invento más que un mero progreso representaba un paso decisivo en el desarrollo de la fotografía, al permitir acercarse a la imagen instantánea, con una exposición 15 veces inferior a la del daguerrotipo. El empleo del colodión se propagó rápidamente, además del gran desarrollo del retrato el procedimiento permitió otras muchas aplicaciones como la expedición fotográfica.
Ambrotipos: No se trata propiamente de un procedimiento, si no de una aplicación de un fenómeno que afecta a los negativos faltos de exposición, según la incidencia de la luz estos parecen positivos. Se llegó a conseguir un cliché mixto sobre cristal que utilizado como negativo suministraba copias positivas y aplicado sobre fondo negro aparecía una imagen positiva única.
Ferrotipos: En Estados unidos tuvo también gran aceptación el ferrotipo (tintype) imagen realizada sobre una chapa de hojalata previamente pintada de negro o marrón oscuro y luego sensibilizada e impresionada . El ferrotipo era muy económico y tenía la ventaja de poder enviarse por correo sin riesgo de rotura. Fue un medio ideal para los retratos de pioneros del oeste, y los primeros reportajes de guerra.