24 de febrero de 2012

Antecedentes

La imaginación se anticipa a cualquier intento científico, he aquí que damos con el primer precedente literario que por pura intuición nos brinda la síntesis de las dos vertientes de la técnica fotográfica.Se trata de lo que llamaban entonces novela de anticipación , hoy diriamos de ciencia ficción.
Se remonta al siglo XVIII, su autor Tiphaigne de la Roche, era francés (1729-1774) ejercía como medico pero también escribió varias novelas, una de ellas Giphantie. Es un libro de viajes imaginarios que narra el protagonista. Este se adentra en los desiertos al norte de Guinea y allí se encuentra con un "maravilloso jardín" isla poblada por los "espíritus elementales" y entre otras cosas descubre en un subterráneo unos paisajes. Ilusionadamente piensa que son reales pero su acompañante le explica:
Los espíritus elementales no son tan hábiles pintores como buenos físicos. Sabéis que la luz reflejada de los distintos cuerpos forman cuadro y que estos cuerpos se graban en todas las superficies pulidas, en la retina del ojo, en el agua en los espejos. Los espíritus elementales hemos procurado fijar estas imágenes fugaces. Hemos compuesto una materia muy sutil, viscosa y pronta a desecarse y endurecer, con la que se hace un cuadro en un santiamén. Se recubre de dicha materia un trozo de lienzo que luego se presenta ante los objetos que se quieren pintar. El primer efecto del lienzo es el mismo que el del espejo pero la tela retiene fielmente los cuerpos reflejados. Esta impresión de las imágenes es cuestión del primer instante en que el lienzo los recibe, se quita enseguida y se coloca en un lugar oscuro. Una hora después el barniz está seco y se tiene un cuadro tan precioso que ningún arte puede imitar su verdad...

"Historia de la fotografía" Marie-Loup Sougez

18 de febrero de 2012

Carnaval

Entre geisha y Princesa Amidala, por lo que pude ver parece que a todas las niñas les gusta disfrazarse de princesa...


16 de febrero de 2012

Tres lunas

Si madrugas todavía puede verse la luna desvaneciéndose en la claridad matinal. Esta es una luna mañanera que parece sacada de un relato de Ray Bradbury en Crónicas marcianas...

13 de febrero de 2012

Polaroids



He podido recuperar por un tiempo, el que me ha durado el carrete ya caducado que conseguí en una tienda de Madrid, las viejas polaroid y lo he disfrutado. Siempre me ha gustado lo instantáneo no me gusta esperar, tal vez es lo único que me gusta de la fotografía digital, la inmediatez. La dominante rojiza de las fotos se debe a la caducidad del carrete no la he modificado porque forma parte del proceso. Así que el efecto vintage no es un filtro instagram

9 de febrero de 2012

Dobles exposiciones

Historias que son historia


Cuando no teníamos Photoshop ni cámaras digitales, hacer fotos era otra cosa. Se trabajaba en la oscuridad, y no es una metáfora. Aquí el factor sorpresa estaba asegurado, puramente experimental, no teníamos idea de que iba a salir en la imagen final, íbamos a ciegas.
En estas fotos en concreto, tirábamos de trípode y fotómetro haciendo un calculo aproximado de la velocidad de obturación combinado con el diafragma, y lo dividíamos en dos tomas exponiendo sobre el mismo fotograma, rebobinando el carrete un paso atrás después de la primera .
Mas tarde aun quedaba el revelado de la película agitando la "coctelera" calculando disoluciones, tiempos y temperatura, y por ultimo ampliar con otro tanto de lo mismo. Había tantas variables que cada foto era única. Eso si, al cambiar laboratorio por Photoshop no te ensucias nada.
La intuición es una fuente tan valida como la razón.

3 de febrero de 2012

Olivo

Según Platón en el "Mito de la caverna" las sombras forman parte del mundo de los sentidos...
Lo curioso cuando lo leí por primera vez, fue que inevitablemente pensé en el cine, todos esos seres mirando hacia una pared donde se proyectan sombras del exterior (el mundo de las ideas)...

1 de febrero de 2012

Cementerio



El cansancio de todas las ilusiones y de todo lo que hay en las ilusiones: Su perdida, la inutilidad de tenerlas, el anticansancio de tener que tenerlas para perderlas, la amargura de haberlas tenido, la vergüenza intelectual de haberlas tenido sabiendo que tendrían tal fin.
Fernando Pessoa